06 mayo, 2012

A unas horas de la gloria

El escenario es el más grande que se ha levantado para un concierto en la ciudad.
  • El Omnilife transpira rock
  • Los fanáticos cuentan los minutos para el arranque del concierto de Paul McCartney en tierras tapatías
GUADALAJARA, JALISCO (05/MAY/2012).- Por unas cuantas horas, el Estadio Omnilife deja su sabor a futbol. Desde el viernes, el pasto sintético está totalmente cubierto. Desde hace un par de semanas, el sonido de silbatos y las porras en la tribuna son un eco apagado por completo. Desde hoy, la vibración que domina ahora al recinto de Periférico es el rock de Paul McCartney. El momento para que el ex Beatle se apodere de Guadalajara está aquí.

Dentro y fuera del estadio, la actividad es frenética desde el pasado miércoles, cuando comenzó la etapa final del montaje para el concierto de Sir Paul en tierras tapatías. Un ejército de ingenieros, técnicos, electricistas, sonidistas y músicos tomaron las instalaciones para poner el recinto en condiciones inmejorables para el evento. La intención es que la cita del nativo de Liverpool con los tapatíos sea perfecta. No dejarán margen de error para el show que marca el regreso del inglés a tierras mexicanas, que de paso es el primer concierto que ofrecerá en esta ciudad, y que corresponde a la primera escala de su gira On the run.

Hoy por la tarde se espera que el músico pise el escenario montado en el hogar de las Chivas del Guadalajara. Hará una prueba de sonido alrededor de las 16:30 horas (puede que antes, puede que después, los organizadores guardan celosamente el dato), y luego descansará unas horas. Las puertas del estadio se abrirán alrededor de las 18:00 horas para quien busque ambiente desde temprano. A las 21:00 horas la espera termina. McCartney arrancará su show, y los tapatíos verán lo que durante décadas fue un sueño: Uno de las grandes leyendas del rock británico pisando suelo jalisciense.

Sorpresas a la vista

Lourdes Skipsey, encargada de producción y montaje de OCESA, tiene una larga trayectoria en el campo de los shows de gran formato, principalmente en estadios y explanadas. Ella fue la encargada de conducir el montaje de espectáculos como los de Britney Spears y Roger Waters en el pasado, aunque acepta que el caso de McCartney es especial.

Skipsey fue testigo en las últimas horas de cómo las toneladas de equipo del guitarrista y compositor fueron llegando a Guadalajara. “La gente llegará y verá todo listo, en su punto perfecto para un gran show, pero hubo mucho trabajo detrás, 200 personas laboraron el miércoles y jueves pasados para adelantar el montaje. Y este viernes la cifra llegó casi a 300”.

La encargada de producción reconoce que el espectáculo de Paul es, al menos en tamaño, “el más grande que se ha montado en Guadalajara. Es un equipo impresionante y nadie se sentirá defraudado. Habrá un gran show de pirotecnia también, que es otro de los sellos de este tipo de conciertos masivos”.

Las últimas horas que anteceden al show se consumen. La espera de generaciones de melómanos habrá terminado esta noche, cuando Paul McCartney suba al escenario a hacer lo mejor que sabe y por lo que, probablemente, sea recordado en la historia: Vibrar su alma al ritmo del rocanrol.

25 Camiones se necesitaron para transportar la estructura que integra el espectáculo de Paul McCartney

4 Torres de audio, con el fin de que al fidelidad del sonido sea total

3 pantallas gigantes tendrá el escenario. La más grande al centro, las dos restantes, a los lados

12 Camiones se necesitaron para transportar el equipo de audio y video, así como los instrumentos

300 Personas para el montaje de estructuras

32 metros de largo, sin contar área de trabajo, es la medida del escenario. De altura son 28 metros

6 Guardias privados integran el equipo de seguridad del cantante, No pidió nada extra en este rubro
 
 
FUENTE: