11 enero, 2013

Beatelmania en fotos


Al beatle George Harrison se le ocurrió un buen día confesar su pasión por las golosinas. Desde entonces, y según se desprende de una carta enviada en 1963 por el guitarrista a Lynn Smith, seguidora de la banda, sus fans les lanzaban en los conciertos cantidades ingentes de dulces.