09 mayo, 2012

La arma Paul en el Azteca


 
 
Distrito Federal.- Bajo el abrigo de la noche y cobijado por la ovación de 70 mil fanáticos, según organizadores, Sir Paul McCartney levantó a todos de sus lugares con sólo pisar el escenario ubicado en la cabecera sur del Estadio Azteca.

"Buenas noches México", dijo el ídolo británico, vestido con pantalón negro, camisa blanca y un saco azul rey, antes de tocar "Magical Mystery Tour", de The Beatles, y "Junior's Farm", de Wings.

Aunque McCartney inició su espectáculo 40 minutos después de la hora acordada, las 21:00 horas, la gente aún así pudo armar una fiesta gracias a que las cuatro pantallas del entablado exhibieron un collage conformado por distintas imágenes del cuarteto de Liverpool.
"Hola México. Buenas noches, chilangos", expresó el cantante antes de demostrarles su amor a sus fans con "All my Loving'" y proseguir con su discurso en español.

"Estamos muy contentos de volver.Trataré de hablar un poco de español esta noche y un poquito de inglés", prometió antes de seguir con "Jet".


Ante sus palabras, el público empezó a aplaudir como si atestiguara un encuentro de futbol y a gritar con la misma potencia que los hinchas del América exclaman cuando el gol aparece en la cancha del Coloso de Santa Úrsula.Gracias a su arrebato, el guitarrista se detuvo un minuto para regocijarse con la energía de sus seguidores y proseguir con "Sing The Changes"."Los chilangos son maravillosos.

 Cantaremos por primera vez esta canción en la Ciudad de México para ustedes", dijo el "gentleman", para sorprender a todos con "The Night Before".



fuente: