25 agosto, 2012

50 AÑOS DE LA BANDA QUE CAMBIÓ LA MÚSICA »


 

El pop español prefiere a Lennon

Más de una decena de músicos eligen su canción favorita de los Beatles



El morbo esta servido.
 ¿Con qué se quedan los músicos españoles?

 ¿La leyenda de Lennon o la efectividad pop de McCartney?
 ¿Hay hueco para esa tercera vía llamada George Harrison?
No están todos los que son, pero visto el recuento, el mundo de la música, y especialmente el indie es apabullantemente pro-Lennon.

Estás son algunas de las canciones favoritas de los artistas españoles.

Isa Cea (Triángulo de amor bizarro) - Back in the U.S.R.R. Mi favorita es Back in the U.S.S.R. ya que se puede bailar, me recuerda a Chuck Berry en la estrofa y a los Beach Boys en el estribillo y escandalizó un poco a la ultraderecha.

Pau Roca (La habitación roja) - Tomorrow never knows. Para cualquier fan de los Beatles (o sea, fan de la música) resulta imposible elegir una sola canción de los Beatles, pero allá voy. Elijo Tomorrow never knows porque demuestra una de las cosas más alucinantes de los Beatles, su enorme evolución musical y personal en muy poco tiempo. Cuesta creer que grabaran esta canción justo dos años después de A hard day's night. Tomorrow never knows abre muchas puertas, es una canción que no cambia de acorde, basada en un enorme ritmo de batería que daría pie a todo un estilo de canción, con una voz flotando, pasada por un Leslie, doblada y muy influenciada por sus viajes a la India, y ahora leo que es la primera en la historia en usarse un Flanger. Y encima es un temazo. Muchas veces innovación riñe con la calidad musical, en los Beatles, no.

Antonio Luque (Sr. Chinarro) - Strawberry fields forever. Una antigua novia se ponía tierna con Yesterday porque le recordaba a un antiguo novio que ella tuvo (novio/a y antiguo/a son dos palabras que encierran ideas molestas). El hermano de un colega sabía arpegiar perfectamente Across the Universe cuando yo ponía a duras penas el acorde de Mi mayor. Por estas dos razones no me gustan los Beatles, creo, pero cada vez que escucho Strawberry Fields Forever me dan ganas de meter un teclista en mi grupo -esa entelequia- e incluso de tocar el órgano yo. Todos los músicos me dicen que alucinaré cuando descubra bien la obra de los Beatles; es por eso que me reservo el gusto para cuando me considere del todo un carroza incapaz de sorprenderme con lo nuevo. Prefiero con mucho a Tame Impala, es decir, el mensaje actualizado. ¿Por qué no comportarse siempre como un mero usuario de software?

Jordi Navarro (Cyan) - Here comes the sun. De pequeño, cuando simplemente escuchaba música de manera ociosa, tenía en la mente dos caras en esta banda, Paul McCartney y John Lennon. Mi sorpresa al crecer e interesarme más en serio por ellos fue descubrir que muchos de los temas que más me emocionaban eran canciones de un tipo semidesconocido para mí (yo era pequeño e ignorante) llamado George Harrison. Parece ser que en 1969 el señor Harrison pasó una muy mala etapa personal y decidió pasar unos días en casa de su buen amigo Eric Clapton. Allí dicen que empezó a salir de ese agujero en el que estaba metido y el resultado de esa desconexión fue una canción titulada Here comes the sun. Es un tema que he escuchado miles de veces a lo largo de mi vida y siempre me remueve algo por dentro. No tengo dudas de que ese retiro junto a su colega fue un punto y a parte ya que el resultado musical es esta canción positiva, con un riff de guitarra sublime, unos arreglos preciosos, en los que hay cabida hasta para el uso de sintetizadores, y una letra que claramente indica que quería dejar atrás los malos rollos. Here comes the sun es lo que yo catalogaría como TEMAZO.

Second - Dear Prudence. Prudence Farrow debió sentirse muy afortunada al escuchar a John y Paul cantando esta preciosa canción bajo la ventana de su Bungalow en la India. Es una letra muy optimista que invita a salir y jugar. Me gusta el concepto de ayuda desinteresada a una persona que quieres y que se encuentra inmovilizada; qué mejor manera que con una buena melodía. Es curioso porque descubrí esta canción gracias a Robert Smith, por la versión que grabó con Siouxsie and the Banshees en 1983. El vínculo que necesitaba entre The Cure (Robert Smith) y The Beatles (John Lennon).

The Noises - Revolution. Musicalmente nos encanta por lo punzantes que pueden llegar a ser las guitarras, pero sobre todo elegimos esta canción por su letra, ya que marcó un antes y un después en los Beatles. Por primera vez hablan abiertamente de política. El mensaje es increíblemente actual y asombrosamente sutil porque Lennon no pide una revolución en masa y a lo grande, sino, más bien, una revolución en el interior de cada persona. Quizá ésta sea la solución para los problemas tan profundos que está sufriendo el capitalismo. La verdadera revolución comienza con una revuelta en uno mismo, en la forma de vivir. Al final "it is gonna be alright" y con mucho ruido.

Xoel López - A day in the life. Yo descubrí a los Beatles en casa de mis padres. Ellos tenían el "Disco Rojo", el de la primera etapa, que me apasionaba. Unos años después un amigo me prestó el "Disco azul" y reconozco que me gustó menos en un principio porque me parecía más serio, menos asequible para un niño de mi edad. El caso es que finalmente me enganché a la canción Lucy in the sky with diamonds porque tenía un estribillo muy pop que sí me atrapaba pero cada vez que se pasaba la aguja del tocadiscos y sonaba, la siguiente, A day in the life, sentía escalofríos. Era una canción que me daba casi miedo. Esa parte tenebrosa, la de Lennon, era un verdadero misterio para mí y probablemente fue precisamente eso lo que hizo que terminara por engancharme a ella. Hoy en día es una canción que me sigue emocionando y aún me hace estremecer cuando la escucho.

Magnética - A day in the life. Es increíble la sensibilidad con la que Lennon y McCartney consiguen empastar dos composiciones totalmente opuestas. Mientras Lennon se recrea en una melodía y ambientes que hacen que dejes volar la imaginación, McCartney te hace bajar a la tierra con el buen gusto típico de un gentleman inglés, para acabar fusionándose en un in crescendo que camina sobre la delgada línea de la locura y la psicodelia. A todo esto, además, hay que sumarle las cuerdas de una orquesta adicional para acabe siendo ¡una obra maestra!
Nacho Casado (La familia del árbol) - Because. Mi vida musical va ligada a los Beatles. Con ellos he crecido, y sí, he aprendido. En mi caso es algo casi patológico ya que he dedicado mucho tiempo en escucharlos, leerlos, verlos y devorar cualquier cosa que tenga su sello. Recuerdo un viaje que hicimos Pilar y yo a Liverpool con guía incluido donde visitamos sus casas, sus colegios, sus bares... Lo bueno de esto es que he descubierto muchísima música a través de ellos: rock´n´roll, folk, soul, music-hall, swing, psicodelia... He pasado épocas muy Lennon, McCartney o Harrison. Lo mejor es que su música posee esa magia que solo tienen muy pocos, está intacta como el primer día, es moderna (Tomorrow never Knows), emotiva (In my life ó Blackbird), directa (Helter Skelter), lisergica (I am the walrus), que sé yo... Para este especial voy a escoger algo diferente a los típicos éxitos. Me parece una canción enorme: Because por sus armonías, su melodía. ¡Masterpiece!

Argentina - Across the universe. Yo escuché ese tema viendo una película. Son grandes y lo seguirán siendo aunque cada uno hiciera su vida y nunca pudieran volver a juntarse. Es una música de calidad que hoy en día echamos de menos.

Shuarma - Across the universe. Mantiene perfectamente la esencia de una canción pop y abre la puerta a mezclarse con músicas nuevas como puede ser la hindú creando un perfecto puente. Y además porque me la ponían mucho de pequeñito y lo de Jay guru day va om me parecía súper misterioso.