20 agosto, 2012

La noche que nacieron The Beatles

John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison captados mientras arriban al aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York, el 7 de febrero de 1964. Era su primera vez en Estados Unidos.


El 18 de agosto de 1962, hace 50 años, Ringo Starr se unió oficialmente a John Lennon, Paul McCartney y George Harrison

En 1957, Paul McCartney conoció a John Lennon al verlo tocar en una fiesta: ahí se comenzó a gestar el que sería el grupo más famoso y mediático de todos los tiempos.

Ha transcurrido medio siglo y la anécdota se sigue contando como si fuera ayer. El 18 de agosto de 1962 es la mítica noche en que Ringo Starr se unió oficialmente a John Lennon, Paul McCartney y George Harrison y dio a The Beatles la alineación que millones de fanáticos ha venerado desde entonces.

Eran las 10 de la noche del sábado 18 de agosto de 1962. En el Hulme Hall, un local tipo casa de campo inglesa en el corazón de Port Sunlight, se celebraba el baile anual de la Sociedad de Horticultura local. El grupo que se presentaba estaba compuesto por unos veinteañeros que se hacían llamar The Beatles.

La noche habría sido como muchas otras para este grupo musical emergente, de no ser porque en el banquillo de la batería se sentó Ringo Starr, el último integrante de la alineación definitiva del “cuarteto de Liverpool”. En ese baile se hizo historia.

Aunque John Lennon, Paul McCartney y George Harrison ya llevaban más de cinco años tocando juntos y conocían a Ringo Starr de varios conciertos en Liverpool y en Hamburgo; esa noche de agosto fue cuando cuajó el cuarteto que volvería locos a los melómanos de los años 60 y 70.

Bandas amigas

Si bien su nacimiento puede remontarse a 1957, cuando Paul McCartney conoció a John Lennon al verlo tocar en una fiesta; o unos meses después, cuando George Harrison, amigo de Paul, fue aceptado por Lennon para tocar en su banda The Quarrymen; o en 1960 cuando por fin decidieron llamarse The Beatles; la noche del 18 de agosto de 1962 se toma como el día cero para los Fab Four.
Estaban ya los dos principales compositores y cantantes de la agrupación, el talentoso guitarrista y un nombre ideal para un grupo que pintaba con buen futuro por sus cadenciosas y pegajosas melodías, pero hacía falta un joven músico que diera el toque final al ritmo que necesitaban.

Hasta entonces, los Beatles eran John, Paul, George, Stuart Sutcliffe (bajista original) y Pete Best, quien llevaba las baquetas. Como es común en el rock, The Beatles compartía escenario con bandas amigas, entre ellas Rory Storm and The Hurricanes, cuyo batería era Richard Starkey o Ringo Starr.
“En realidad, los cuatro ya se conocían antes de esa noche de 1962. Sus grupos eran colegas y coincidían en bares de Liverpool y en Hamburgo en Alemania”, explica José Antonio Martínez, locutor del programa de radio Beatle, en la estación mexicana Reactor 105.

En aquellos conciertos donde ambas agrupaciones coincidían, Ringo ya había tocado algunas veces con The Beatles para suplir a Pete Best, pero esa noche fue, según José Antonio Martínez “la cereza en el pastel”.

“Ese concierto fue importante porque ahí fue donde desterraron a Pete Best. Buscaban el lado más artístico de la banda y llamaron a Ringo. Al unirse él, marcaron la historia que había estado gestándose desde aquel encuentro entre Lennon y McCartney”.

De acuerdo con Martínez, esta no fue una reunión casual, “ya se conocían, eran amigos; simplemente fue un trámite para formalizar la alineación: John, Paul, George y Ringo”.

El aporte de Ringo Starr

“Si bien Ringo no aportó muchas canciones al repertorio de los Beatles, siempre fue una pieza clave. No solo por ser el que ponía su casa para los ensayos, sino por su comicidad y neutralidad ante la lucha de talento entre los músicos”, afirma el experto.

“Ringo era la parte que mantenía unido ese círculo tan pequeño. Con él podían converger los egos de Lennon, Mac Cartney y Harrison, porque él no componía y los demás lo veían como alguien que siempre actuaba neutro.

Sus opiniones, me atrevo a decir, son las que siempre tenían más peso dentro del grupo”, añade el Martínez.

Y si bien hay quien considera que Ringo Starr es un batería no muy brillante, pero con mucha suerte, hay muchos otros que lo ubican dentro de los más grandes de la historia del rock.

“Quizá su virtuosismo esté debajo de John Bonham, de Led Zeppelin, o de Keith Moon, de The Who. Pero, por ser ambidiestro, su técnica se reconoce y aún muchos no se explican cómo toca la batería. Sus compañeros lo reconocían por tener una técnica muy intuitiva, por ser un batería que siempre aportaba lo que la canción necesita”, concluye José Antonio.

Festejos del 22 al 28 de agosto

Londres. The Cavern Club, pub donde los Beatles ofrecieron más de 300 conciertos, organiza la Semana Internacional de los Beatles del 22 al 28 de agosto en que habrá conciertos, exposiciones, conferencias, proyección de películas y visitas guiadas.

Bandas de más de 20 países se darán cita en The Cavern, aunque uno de los eventos principales será la celebración del 70 cumpleaños de Paul McCartney el 24 de agosto en The Philharmonic Hall de Liverpool con un tributo organizado en tres escenarios.Los fanáticos también celebran el lanzamiento de “Love me do”, la primera grabación de The Beatles. Este tema salió como sencillo en el Reino Unido, en su primera versión, el 5 de octubre de 1962.

Mejores portadas, según la revista Billboard

1 “Sgt. Pepper’s lonely hearts club band” (1967).

Según el sitio Rolling Stone es la mejor portada de la historia. Los Beatles están parados en medio de recortes de cartón de sus héroes. Las únicas personas que aún viven de esa portada son Paul McCartney, Ringo Starr, DiMucci Dion, Shirley Temple y Bob Dylan.

2 “Abbey road” (1969).

Muchos creían que Paul McCartney murió en 1967 y había sido reemplazado por un doble en la portada de “Abbey Road”. La fotografía se tomó el 8 de agosto de 1969 fuera de los estudios Abbey Road. Los turistas acuden al lugar en masa y ha sido parodiado infinidad de veces.

3“Revolver” (1966).

Artista plástico de origen alemán y músico, Klaus Voorman era un viejo amigo de los Beatles. El grupo le tocó su nuevo tema “Tomorrow never knows” antes de que dibujase el primer boceto. “Estaban en una actitud tan psicodélica”, ha dicho Voorman, “que pensé que la portada tenía que ir en esa línea”.

4 “Rubber soul” (1965).

Sexto álbum de estudio lanzado el 3 de diciembre de 1965. A menudo citado como uno de los mejores álbumes en la historia de la música popular. Por ejemplo, la revista Rolling Stones lo ha colocado en el puesto cinco de su lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. Las letras del título de la portada fueron diseñadas por Charles Front.

fuente:
http://www.laprensa.hn/Secciones-Principales/Vivir/Farandula/La-noche-que-nacieron-The-Beatles