08 agosto, 2012

Música en bici: competir fue una fiesta




El velódromo vibró con Paul McCartney con la adrenalina sobre ruedas; Walter Pérez, octavo en la general de Omnium.

 
El gran Paul enloquecido con el ciclismo: hasta ensayó la ola - AFP
 
LONDRES.- El Olympic Park despide oleadas de público por sus inmensas explanadas. Todos los estadios están llenos. Especialmente el velódromo, uno de los más bonitos de todos los construidos para estos Juegos Olímpicos. Hay tanta gente que es fácil chocarse con personas que van y vienen y empujarse sin intención entre pasillos, escaleras y puertas que se abren y se cierran. Uno puede toparse con Paul McCartney y ni siquiera tener tiempo para pedirle disculpas por el empellón.

La oportunidad era inmejorable para acompañar a Walter Pérez, medallista de oro en Pekín 2008 tras ganar la prueba Madison junto con Juan Curuchet. Esta disciplina entró en rotación en el programa de los Juegos. Fue desplazada para que ingrese la Omnium, que es para el ciclismo de pista lo que el decatlón es para el atletismo.

Es una competencia combinada con varias pruebas que hace su estreno olímpico. Allí se acercó Walter Pérez para tener una oportunidad de llegar a Londres 2012, aunque muchas de esas disciplinas (sobre todo las de velocidad), no son su especialidad, y le cuesta demasiado, por lo que ya no es lógico pensar en los puestos cercanos a la medalla esta vez.

Paul Mccartney se ubicó en la primera fila esperando la final de persecución individual de mujeres, mientras se terminaba la carrera por puntos de la Omnium, en la que Walter Pérez terminó séptimo.

 
El ciclismo es la disciplina de la que más provecho espera sacar Gran Bretaña. McCartney y los 6000 británicos que colmaron el velódromo tuvieron lo que fueron a buscar. Una medalla de oro. Las encargadas de conseguirlo fueron Dani King, Laura Trott y Joanna Rowsell. Esta última, una de las más ovacionadas por el público, tal vez por la naturalidad con la que lleva su enfermedad (alopecia areata), por la que casi no le crece el cabello. Además, vale decirlo, fue una de las más divertidas y emocionadas por la conquista que alcanzaron, con un nuevo récord mundial en la categoría (3m14s051/100).

Primero vino la premiación, se escuchó "God save the Queen" y apenas un ratito después la organización hizo sonar fuerte "Hey Jude", mostrando a McCartney en las pantallas gigantes. El estadio acompañó la celebración de las ciclistas cantando. 
http://www.google.com/url?sa=X&q=http://canchallena.lanacion.com.ar/1496476-musica-en-bici-competir-fue-una-fiesta&ct=ga&cad=CAEQARgAIAAoATABOAFA07L4gAVIAVAAWABiBWVzLUVT&cd=K3bn2ATsWKE&usg=AFQjCNEjB1mZ8c_S_YTJ4i4tx6HIeRg8mw
Por Juan Manuel Trenado / Enviado especial