27 enero, 2013

El recordado “Concierto de la Azotea”


EL DIA QUE LOS BEATLES LLEGARON A SU FIN

   
En la azotea del edificio Apple Records en Londres, Los Beatles tocaron cinco canciones: Get Back (tres veces), Dont Let Me Down (dos veces), Ive Got A Feeling (dos veces), One After 909 y Dig A Pony

Los Beatles es, sin duda alguna, la banda más querida y reconocida de todos los tiempos. Sin embargo, los Beatles no fueron puro carisma, pues ellos cambiaron la industria musical y las vidas de muchísimas personas a través de canciones cada vez más profundas. A su llegada a Estados Unidos, pusieron la cultura pop norteamericana de cabeza y marcaron el ritmo y la agenda musical de mediados y finales de los años 70.

Junto a ellos, apareció una imagen divertida del artista, además de letras que, gradualmente, se convirtieron en planteamientos ideológicos que abrieron espacio para el movimiento hippie y la rebelión de los 60.

La agrupación estuvo activa entre 1957 y 1970, tras formarse en la ciudad de Liverpool en Inglaterra y cuyos integrantes se convirtieron en los músicos universales más importantes e influyentes de todos los tiempos. Aunque John Lennon y Paul McCartney fueron los líderes del cuarteto, George Harrison y Ringo Starr, hicieron significativas contribuciones a la maduración de la banda.

EL FIN DE LA BANDA

En 1968 publican el álbum y la película Yellow Submarine. John Lennon conoce por esta época a la artista japonesa Yoko Ono, la cual lo influenciará enormemente, creando una continua molestia en el seno de la banda.

Con la gran cantidad de canciones compuestas en la India y a su regreso en Londres, editaron el doble elepé los Beatles, más conocido como el Albúm Blanco. Este periodo del grupo se cerraría con Hey Jude, siendo uno de los singles más vendidos de la historia.

Sin embargo, las tensiones dentro del grupo iban siendo cada vez más notables. Todo esto quedaría grabado en el siguiente proyecto, el documental Let it Be. Pero después de dar el famoso concierto de despedida de la azotea en el edificio de su sello discográfico, Apple, los Beatles no quedaron contentos con el disco y no se editaría hasta casi un año después.
Los Beatles decidieron entrar en el estudio por última vez para grabar el que iba a ser su último disco (aunque se puso a la venta antes que Let it Be), Abbey Road. Lejos de unir al grupo, la producción acabo por separarlo del todo, siendo grabada cada canción por cada miembro del grupo por separado, juntándose en pocas ocasiones los cuatro a la vez en el mismo estudio.
Tras la publicación de Let It Be, en 1970, las desavenencias en el seno de la formación acabaron con la disolución de la misma y cada miembro continuó su carrera musical en solitario, sin que se concretara ninguno de los intentos de volver a reunirlos.

TODO COMENZO EN LIVERPOOL

En la segunda mitad de la década de 1950, John Lennon y su amigo Pete Shotton formaron un grupo de música al que llamaron The Quarrymen, al cual en 1957 se añadió Paul McCartney y más tarde, George Harrison. Empezaron a tocar en locales de Liverpool, momento en el que se les unió el bajista Stuart Sutcliffe.
El nombre del grupo iría sufriendo nuevas variaciones hasta llegar a los Beatles. Poco después, Sutcliffe murió por una hemorragia cerebral y la formación inicial quedó consolidada con John, Paul, George y Pete Best. Cuando volvieron a su ciudad natal, un joven que estaba encargado de la sección de discos en un negocio familiar fue a verlos tocar. Este joven era Brian Epstein, quien los tomó como manager.

Los Beatles fueron rechazados por muchas disqueras, hasta que George Martin, productor de EMI, los admitió para grabar, bajo la condición de emplear a un baterista profesional, en lugar de Pete Best. El resto de la banda decidió despedir a Best y reemplazarlo por Ringo Starr. El resultado fue su primer single, Love Me Do, que alcanzó un buen puesto en las listas de ventas, sin llegar al número uno. En 1963, Please, please me y después From me to you y She loves yo” accederían de nuevo a puestos de honor en las listas británicas. Su primer disco Please Please Me, estuvo 29 semanas en el número uno y 61 semanas en el top 10, batiendo el récord de permanencia de una producción en lo más alto del ranking británico.
Lo que seguía, era invadir el mercado norteamericano. Con gran anticipación publicitaria y con un nuevo sencillo, I Want To Hold Your Hand, los Beatles llegaron a Estados Unidos en febrero de 1964. 
Alcanzan el número uno, batiendo récords de audiencia en sus actuaciones televisivas y vendiendo millones de discos.
Todo este fenómeno fue denominado Beatlemanía. Grabaron dos películas, A Hard Days Night y Help!. A finales de 1966, se publica un álbum recopilatorio llamado A Collection of Los Beatles Oldies, que incluye los éxitos antiguos y un tema inédito y en 1967 lanzaron su obra más innovadora, Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, la cual marcaría el nacimiento de la música psicodélica.

El 21 de agosto de 1967 muere su manager Brian Epstein. En ese mismo año, produjeron la película para televisión Magical Mystery Tour, con la posterior edición del trabajo discográfico del mismo nombre, sin embargo, ya para 1970, el más insigne grupo de la historia musical llegaba a su fin.

“Si con algo me decepcionó la policía es al no arrestarnos. Hubiese sido genial terminar el concierto en la azotea con un titular: Beatles terminan concierto en la cárcel”, comentaría jocosamente Ringo Starr, al referirse al mítico concierto en el techo del edificio de la compañía discográfica de Los Beatles. En aquella azotea el recordado cuarteto ofreció 42 minutos de música sólo interrumpida por la policía que respondió a las quejas de los vecinos por “el excesivo ruido”.

fuente:
Edda Pujadas / @epujadas

http://www.diariolaregion.net/seccion.asp?pid=29&sid=1562&notid=139847