10 junio, 2012

THE WHITE ALBUM parte: 1 " El viaje a la India "


 


El éxito que siguió a "Sgt Pepper's Lonely Hearts Club Band" fue una especie de segunda ola de beatlemanía, pero esta vez con un matiz más... hippie. Si, hippie. 1967 fue el año de la psicodelia, del "Are You Experienced?" o del terrible "Their Satanic Majesties Request". Y el año del segundo experimento de los Beatles, el que los consolidó como LA banda. Pero claro, había que aprovechar el éxito. Aprovechando que ya no había más conciertos de la banda, decidieron tomarse un par de meses de descanso y en este tiempo fue donde George conoció a un gurú (Maharishi) llamado Mahesh Yogi. Después de asistir a un par de conferencias, George decidió llevarse al grupo a la Indie para asistir a un campamento de meditación

No se como se lo montó ese hombre para cautivar a media escena musical y artística británica en los años 60, pero lo hizo. No solo los Beatles, vamos. Mientras el núcleo de los Beach Boys, los Wilson, coqueteaban con Charles Manson y su secta hippie, Mike Love se iba de visita al Maharishi para comprender su extraño nuevo método de meditación. Muchos fueron los que se marcharon a la India al campamento de Mahesh Yogi para recibir clases de espiritualidad, entre los que estaban el cantautor Donovan, que tendría una influencia gigante en el disco que los Beatles grabarían a la vuelta del viaje.

Básicamente, el hombre proponía un encuentro directo con Dios a través de un método llamado "Meditación Trascendental", influenciado por técnicas como el yoga. El propio George Harrison decía que no tenía nada que ver con las religiones orientales y que no implicaba conversión a ninguna de ellas, aunque al final George fue el primero en interesarse por estas religiones míticas de Asia. Pero también decía que la estancia en India le ayudó a querer más a la gente y a comprender aspectos míticos que antes no comprendía. Yo sigo sin entender nada, la verdad.



La estancia fue... desastrosa. Animicamente hablando, quiero decir. Musicalmente fue un gran logro, de ahí salió más de la mitad de lo que sería el futuro álbum de estudio. Pero hubo muchos problemas fuera de las clases de meditación, en los que George era el mediador entre el Maharishi y el grupo. Pero no a todos les gustaba la situación en las que se habían visto envueltos en la India. El primero de todos, a Ringo, que también fue el primero en abandonar el barco, entre otras cosas debido al pánico que le producían los insectos a su mujer y, en definitiva, a que no era un lugar para el bueno de Starr.

Paul se fue más tarde, aunque más contento que Ringo, por temas de negocios junto con su mujer. Una vez en Londres nacía uno de los mayores quebraderos de cabeza y una de las diferentes causas por las que se separaron los Beatles: Apple Records. Pero ahora no toca hablar de ello. El caso es que en la India se quedaban solo dos Beatles y las tensiones entre el grupo y el director del campamento de meditación, y la cosa iba a peor, para desesperación del pobre George, que solo quería meditación y veía con malos ojos que los otros 3 miembros del grupo hubieran aprovechado el viaje para componer.

Lennon estaba muy cabreado con el Maharishi. Mucho. Había tardado en darse cuenta del timo que era, que en el fondo era solo un ávido buscador de dinero. Claro, que al principio está muy bien eso de la felicidad, el amor y todo ese rollo de meditación oriental, pero cuando el tipo te pide el 25% del próximo álbum que grabe el grupo, te cabreas. Y eso hizo John, que empezó a perder toda la fe que había tenido al principio de la expedición a la India.



Las experiencias sexuales de Mahesh Yogi con varias alumnas fue lo que cabreó aún más a Lennon, que fue a recriminarle lo que había hecho y su hipocresia. Pero el problema es que había gente que no le creía, lo que enfureció más a John. Así que un día se sentó con Harrison a hablar sobre las contradicciones del maestro y los dos acordaron irse al día siguiente casi sin despedirse. A Lennon le tocó explicar al gurú la improvisada huida. Tan improvisada que en pleno trancurso del viaje de vuelta, George decidió ir a ver a  Ravi Shankar a Delhi al ver como un Lennon borracho le confesaba a Cynthia que le había sido infiel con una mujer llamada Yoko Ono.

Así acababa la desastrosa estancia de los Beatles en la India, aunque dejó cosas muy buenas. ¿Os acordáis de Donovan, el tipo del que hablé antes? Pues fiel a su tradición folk, al ver al grupo tocar la guitarra les enseñó la tradicional técnica del fingerpicking. ¿Donde se puede apreciar que los Beatles habían aprendido, aparte de en el álbum que saldría meses después? En "Yesterday". Comparad un directo de esa canción de 1965 con uno de la época de Wings y veréis de lo que hablo.

El fingerpicking, India y todas las experiencias del viaje conformaron gran parte de lo que sería el doble álbum "The Beatles", considerados por mucho el momento de mayor creatividad del grupo. Ahí nacieron muchas canciones del álbum y de los Beatles en solitario. "Sexy Sadie" era la historia de Lennon sobre los líos de Mahesh Yogi, mientras que "Dear Prudence" hablaba de la reclusión de la hermana de Mia Farrow en el campamento. Ringo trajo de la India "Don't Pass Me By" y Paul se sacó joyas como "Blackbird" y canciones que el en futuro saldrían en sus discos en solitario como "Teddy Boy".

El primer CD del álbum es el que más canciones tiene y donde queda bien reflejado el trabajo de los 4 miembros del grupo. El trabajo individual. En el próximo post ya veréis a lo que me refiero si no conocéis la historia. Hay temas de todo el grupo en un alarde de chulería e independentismo, sobre todo si hablamos de los dos cabezas del grupo, de John y de Paul. George quedó prácticamente marginado del álbum, injustamente, todo hay que decirlo, y Ringo consiguió introducir una canción entre las primeras 17 del disco.

El comienzo del álbum es inmejorable, con el frenético ritmo surf de "Back in the USSR" y la tranquilidad de "Dear Prudence" a la que sigue la confusa y veloz "Glass Onion" con su letra llena de referencias a otras canciones del grupo. "Ob-La-Di, Ob-La-Da", una de las canciones más denostadas a la par que adoradas de la discografía del grupo continúa el álbum junto con la extraña y graciosa "Wild Honey Pie". En "The Continuing Story of Bungalow Bill" tenemos la primera (por desgracia) aportación de Yoko Ono al álbum. La primera aportación de George a la primera parte del disco es la preciosa y guitarrera "While My Guitar Gently Weeps", con solo de Clapton incluído.

"Happiness is a Warm Gun" es uno de los mejores trabajos de John en los Beatles, a la que sigue la juguetona "Martha My Dear" de Paul y la suave "I'm So Tired" de John. "Blackbird" es casi la contribución más grande de Paul al álbum y una de las canciones más recordada del grupo, mientras que "Piggies" es una divertida crítica a la sociedad británica de George. A continuación Paul nos deja la extraña "Rocky Raccoon" y Ringo la circense "Don't Pass Me By". Paul también compuso ese blues sucio y corto que es "Why Don't We Do It in the Road?" (Atentos a los gritos de Paul) y la siguiente canción, la balada "I Will". El primer CD del disco se cierra también con una balada: "Julia", de John Lennon a su madre.



fuente:
http://lowflyingowls.blogspot.com.es/