01 agosto, 2012

Londres asombró con una fiesta espectacular

El Estadio Olímpico vibró con un muy extenso espectáculo de características cinematográficas.


La gran velada finalizó con un recital de Paul McCartney.
Futuras generaciones de deportistas encendieron el pebetero. Millones de televidentes en el mundo.
Para el final, la antorcha llegó al estadio en la lancha piloteada por Beckham y dentro del campo la posta la tomaron siete chicos atletas británicos, quienes fueron los encargados de encender siete focos en el centro, que luego se transformaría en un gran ramillete.


 El cierre fue para el gran músico Paul McCartney, sumado a un extraordinario juego de luces dentro y fuera del estadio.


fuente:
http://www.losandes.com.ar/notas/2012/7/28/londres-asombro-fiesta-espectacular-657201.asp