16 febrero, 2013

Entrevista a la tía Mimi en 1981


Entrevistador: Aquí hay dos fotos de un pequeño tomadas del álbum de la familia. A esta edad no había nada que lo distinguiera de cualquier otro niño pero el destino después lo ubicaría entre los más grandes artistas de este siglo. Este es el maestro John Lennon. 



Se han dicho  de palabras sobre el fenómeno de The Beatles y, en particular, de la imagen  y la vida privada de John Lennon. 

Sin embargo, existió otro lado de este  tan complejo y comúnmente malinterpretado. Ahora, por primera vez, su tía Mimi Smith ha abierto la puerta de su casa en Dorset para hablar sobre la amistad extraordinaria que existió entre ambos y que siguió hasta su muerte, hace un año. John Lennon compró esta casa con vista a la Bahía de Sandbanks para su Tía Mimi hace 16 años. Este era su enlace con la realidad y, sobre todo, con su tía. Aquí, lejos de los ojos observadores de sus seguidoras, escapaba de las presiones de la fama y fortuna y hablaba con la persona que, según decía, siempre lo entendía: su Tía Mimi. 

Lo que ella conserva, ahora que John se ha ido, es un cúmulo de recuerdos en forma de las cartas, fotografías, regalos y llamadas telefónicas que van más allá de cualquier precio para ella. Estos recuerdos pintan una historia totalmente diferente de aquella que divulgan los periódicos. 

Mimi cuidó a John después de la separación de sus padres cuando él era apenas un bebé. Se mantuvo como la figura materna de su vida hasta la muerte de él, cuando fue asesinado a tiros afuera de su departamento de Nueva York en diciembre pasado. 

A pesar de la angustia que le provocó el asesinato de John, los recuerdos de Mimi son felices. Recuerda, por ejemplo, el haberle comprado su primera guitarra. 

Mimi: Bueno, luché contra hacerlo durante mucho tiempo. 

Entrevistador: ¿Por qué? 

Mimi: No quería que perdiera el tiempo que dedicaba a su escuela porque seguro iba a perderlo tocando la guitarra. No sabía si esta moda iba a durar porque estas cosas van y vienen. Todo el mundo la tocaba durante una semana y después desaparecía la moda y yo no quería que cumpliera 21 años y no estuviera calificado para hacer nada. 

Entrevistador: ¿Puede recordar el día en el que obtuvo su guitarra? ¿Recuerda su reacción? 

Mimi: Bueno, pues estaba sobrio. Pasó por mí, me besó y me dijo: "¿Podría yo tener una guitarra?". Y no tenía dinero para comprarla y sólo yo podía comprarle una. Recuerdo que fuimos a Liverpool a una tienda de guitarras. Yo no sabía nada de guitarras así que el escogió una. ¡Y costó 17 libras! 

Entrevistador: ¿Qué tanto le sorprendió que The Beatles obtuvieran fama y éxito mundial? 

Mimi: Sabía que tenían algo aunque nadie esperaba lo que sucedió. ¡Fue una sorpresa para ellos también! 

Entrevistador: Y cuando ya era famoso, ¿qué tan seguido lo veía aquí en Escocia? 

Mimi: A veces los fines de semana pero, en realidad, nunca podías decir porque llegaba en cualquier momento pero esto fue antes de que la presión sobre él aumentara. Venía solo, sin compañía. Hasta que un día, cuando ya era famoso, llegaron también las cámaras de televisión. Yo me enojé y él me dijo: "¡Oh, Mimi! No debes enojarte sólo por esto". 

Entrevistador: Cuando John se fue a los Estados Unidos, ustedes se mantuvieron en contacto por teléfono, ¿de qué hablaban? 

Mimi: A veces hablábamos de asuntos del momento, de cómo subía y bajaba la libra y de lo que estaba sucediendo. En otras ocasiones a él le gustaba hablar de los recuerdos de su niñez y de todas las cosas agradables que le sucedieron. ¡Y en otras ocasiones no se podía explicar cómo sabía yo lo que estaba haciendo! 

Entrevistador: ¿Qué hay de sus famosas actividades con Yoko Ono como el bed-in? ¿Le habló de esto a John? 

Mimi: Por supuesto que lo hice. Le dije por teléfono: "¡Es suficiente! Gracias. Hemos tenido suficiente. Mantén ese amor en el salón de la música". Y así terminó. 

Entrevistador: Así que sí la escuchó. 

Mimi: Bueno sí aunque se rebeló. Me dijo: "No haré lo que me dices". Siempre me lo decía. 

Entrevistador: ¿Que opina de su esposa Yoko Ono? ¿La conoció? 

Mimi: Oh, sí. La conocí en Londres y también aquí. Eso fue en los viejos tiempos cuando la trajo. Bueno, yo no sabía de qué se trataba o quién era ella. Le pregunté: "¿Quién es ella?" y él contestó: "Es Yoko". Yo no me fijé mucho en ella aunque sí le pregunté a qué se dedicaba. Ella contestó: "Soy una artista". Yo le dije: "Eso está raro, nunca he oído hablar de ti". 

Entrevistador: ¿Cómo le llamaba John? 

Mimi: Me decía Mimi. Mi nombre es Mary Elizabeth pero nunca me han dicho de otra manera que no sea Mimi. Pero cuando John se portaba mal yo le decía, "No me hagas ir por ti" y él me contestaba: "Sólo estás de gruñona". Y cuando eso sucedía por teléfono, John esperaba media hora y me volvía a marcar diciéndome: "¡Hola! ¿Eres tú, gruñona?". 

Entrevistador: ¿Le compró muchos regalos? 

Mimi: Sólo vea. El lugar está lleno de sus regalos. ¡Vea todo esto! Y soy de esas personas que los ladrones perdonan. 

Entrevistador: El quería que usted viviera con él en los Estados Unidos... 

Mimi: Sí. 

Entrevistador: ¿Lamenta no haber ido? 

Mimi: No. Yo no podría vivir ahí. En realidad, él se había ido hacia tanto y me llamaba desde siempre una vez a la semana y, a veces, en dos ocasiones a la semana y la llamada sonaba tan clara que yo sentía que, en realidad, nunca se había ido del todo. Era tan bueno como verlo. 

Entrevistador: ¿Qué opina de todas esas historias que se han publicado de John Lennon desde su muerte? 

Mimi: ¿Quiere decir esas declaraciones escandalosas? 

Entrevistador: Hablo de todas esas historias de su vida privada, de su vida sexual. 

Mimi: Nunca he leído nada de eso en mi vida. ¿Por qué no salieron a la luz cuando él estaba vivo para que se defendiera él mismo? ¿Por qué esperar a que muriera? Creo que fueron escritas por depravados, obsesionados por sexo que, además, buscan atención. 

Entrevistador: ¿Cuándo fue la última vez que John le habló por teléfono? 

Mimi: Una noche antes de su asesinato, hablamos durante dos horas. Y me dijo: "Te veré pronto, Mimi, no puedo esperar ya para verte". Y la noticia llegó a las 5 de la mañana el día siguiente con las noticias del otro lado del Atlántico. Y honestamente, si pensé que estaba muerto no creo que lo haya entendido totalmente. 

Entrevistador: De todas las canciones que John compuso y cantó, ¿hubo una favorita que usted disfrutaba? 

Mimi: No se. Creo que A Hard Day's Night no es tan mala actualmente... 






link: http://www.youtube.com/watch?v=LRqU2teFtw8