22 febrero, 2013

Yoko Ono: la eterna musa de John Lennon


A pesar de que su imagen está asociada al de la malvada bruja que separó a John Lennon de Los Beatles, Yoko Ono ha logrado ganar un lugar por mérito propio en la historia del arte y la música. Al cumplir hoy 80 años, la mundialmente famosa viuda de John Lennon confiesa que no le preocupa envejecer.
THEATER_YOKO_ONO_NY_3824420.JPG
La vida de Yoko Ono comienza un 18 de febrero de 1933. Su familia era una de las más ricas y aristocráticas de la sociedad japonesa. Sus primeros años transcurren entre Japón y Estados Unidos. Al establecerse en Nueva York frecuenta los círculos artísticos y musicales de la década del 50.
Antes de conocer a Lennon, ella estaba forjando su carrera como artista visual. Yoko es la precursora de las instalaciones artísticas. Ella usaba su cuerpo como lienzo para expresar sus ideas. En 1962 presentó "Wall Piece for Orchestra", espectáculo en el que se golpeaba la cabeza contra el escenario, acompañada por sonidos musicales.
Cuando Yoko conoció a John
Ambos se conocieron cuando Lennon visitaba una instalación artística que la Ono hacía en Londres.
Desde un comienzo su relación causó revuelo. John dejó a su primera esposa -Cynthia Lennon- para casarse con Yoko en marzo de 1969. Para ella este sería su tercer y último matrimonio. Anteriormente estuvo casada con el compositor Toshi Ichiyanagi y luego con el músico Anthony Cox con quien tuvo una hija a la que llamaron Kyoko Chan Cox.
F230309Lennon 1.JPG
Concientes de la atención mediática que su unión causaba, la pareja invitó a la prensa a su habitación del hotel Hilton, en Amsterdan, para dar un mensaje de paz al que llamaron “Bed in for Peace”. Esta protesta pacífica a la que muchos califican de intervención artística se repitió en Montreal y Viena.
Juntos formaron la “Plastic Ono Band” cuyo tema “Give Peace a Chance” se convirtió en un himno a la paz. A estas alturas el final de “Los Beatles” estaba cantado. Los fans la juzgaron y sentenciaron como la culpable de la separación de los cuatro de Liverpool. A ella no le dieron una “chance” de paz. Por el contrario, la fama de aprovecharse de la cuantiosa fortuna del músico la ha perseguido hasta el día de hoy.
Sobreviviendo a Lennon
En diciembre de 1980, Yoko Ono fue testigo del asesinato de su esposo y padre de su hijo Sean. Un duro golpe del que logró sobrevivir. Al año siguiente, la pareja ganó un Grammy a mejor álbum por “Doble Fantasy”. Ella y el pequeño Sean recibieron el premio ante la ovación del público.

Madre e hijo colaboran en proyectos musicales y participan de protestas pacíficas contra la guerra y la destrucción del medio ambiente. La última campaña emprendida por ambos es la de evitar la extracción de gas no convencional en Nueva York. El riesgo de esta actividad es la contaminación del agua.
Yoko Ono vs Paul McCartney
En diciembre de 2012, luego de muchos años de especulaciones sobre la ruptura de “Los Beatles”, Paul McCartney declaró: “Yoko Ono no rompió el grupo. No puedes culparla de nada”. A lo que ella respondió: “El fue muy valiente y quiero decirle muchas gracias, te amamos Paul”.
Pero unas declaraciones hechas por Yoko Ono en los ochenta y que salieron a luz hace unas semanas echaron a perder esta reconciliación: "Ellos sentían que se estaban convirtiendo en la banda de Paul, y eso no les gustaba".

Yoko Ono es imparable no sólo publica libros sino que sigue haciendo música. En su último disco “Onomix” coquetea con la música electrónica. Este álbum incluye la canción “Everyman/Everywoman” que es una nueva versión de “Every Man Has a Woman Who Loves Him” del “Double Fantasy”. La igualdad de sexos es el tema central de sus composiciones.
Cada viernes Yoko Ono responde cinco preguntas que los fans le hacen en sus cuentas de Facebook y Twitter. Puedes conocer más de sus actividades en: imaginepeace.com.

fuente:http://blogs.elcomercio.pe/huellasdigitales/2013/02/los-80-de-yoko-ono.html
(Lili Córdova Tábori)
Fotos: Agencias