12 marzo, 2013

La historia nunca antes revelada de Los Beatles



Revelamos los datos curiosos que el "Cuarteto de Liverpool" vivió en sus giras internacionales


Los Beatles. (Foto: Web)
LIVERPOOL.- Los Beatles, la banda de rock más popular de todos los tiempos, no sólo marcó pauta en el mundo de la música; también, fueron los mejores en la manera de realizar eventos musicales, convirtiéndose en los pioneros en cuanto a presentaciones masivas se refiere.

En su intento por pasar fronteras, el denominado "Cuarteto de Liverpool" vivió experiencias que los marcaron de por vida, debido a que varios acontecimientos suscitados en distintas partes del mundo, terminaron rompiendo esa armonía que se mantenía el grupo y que tal vez, terminó convirtiéndose en uno de los grandes motivos que concluyeron en su separación, en el año 1970.

El sitio web De10.mx, con información de History Channel, publicó 10 datos que forman parte de la llamada "historia nunca antes revelada" de Los Beatles. A continuación, te los mostramos:

Gracias al éxito obtenido con su sencillo "She loves you", Los Beatlesrealizaron más de 200 conciertos en todo el Reino Unido de 1963 a 1964. El grupo se trasladaba de lugar en lugar en una furgoneta color blanco, la cual conducía ocasionalmente John Lennon, acto que se convertía en la peor experiencia para el resto de los pasajeros, ya que por sus problemas de vista, manejaba bastante mal.

En el verano de 1964, se llevó a cabo "The Beatles 1964 World Tour", la primera gira internacional que hacia el cuarteto. Se presentaron en tres continentes, Europa, Asia y Oceanía. Curiosamente, una de las invitadas al viaje fue Mary Elizabeth Stanley Smith, mejor conocida como "Mimi", quien era tía de John Lennon, y quien crio al músico desde pequeño.

Los Beatles tenían como objetivo acabar de conquistar el mercado americano, por lo que en agosto de 1964, realizaron por segunda ocasión, una serie de presentaciones por todo Estados Unidos. En total, 24 ciudades recorridas en tan sólo 33 días. Abrieron su serie de presentaciones en San Francisco, actuando en el Cow Palace, en donde asistieron 18 mil personas, siendo así una de las primeras multitudes a las que se enfrentaban el conjunto.

Los Beatles cerraban todos sus conciertos con la canción "Long Tall Sally". Justo en el momento en que Paul McCartney daba el último acorde del bajo, todos los integrantes bajaban pronto de los escenarios para dirigirse a su limosina y así salir huyendo de todos los sitios, para evitar aglomeraciones y problemas con las fans.

Paul, John, George y Ringo comenzaban a aburrirse de ser unas estrellas y eso lo pudieron comprobar durante los días que estuvieron en Las Vegas para una presentación, ya que el hotel en donde se hospedaban les prohibió pararse en el casino, pues sabían que generarían caos.

Con la intención de que los jóvenes vivieran de cerca la experiencia que significa estar en dicha ciudad, los dirigentes del hotel trasladaron diversas máquinas tragamonedas a las habitaciones de los músicos para que pudieran divertirse.

Los Beatles se presentarían por tercera ocasión en la nación norteamericana en agosto de 1965. Esta vez, la gira estaba mejor organizada, pues recorrerían 14 ciudades en 28 días. La presentación emblemática de dicha gira fue la primera del viaje, la realizada en el Shea Stadium, a la cual acudieron cerca de 55 mil espectadores.

De acuerdo a los encargados del montaje y los músicos que tocaban con Los Beatles, fue la peor presentación en la historia del grupo, ya que a John le preocupaba estar demasiado lejos de la gente, pues 300 metros de campo los separaban y dados los alaridos de las fans, poco se pudo apreciar su música.

El 22 de agosto de 1965, "El Cuarteto de Liverpool" abordó un avión en el aeropuerto de Minneapolis que los trasladaría a Portland para continuar con la gira. Minutos antes del aterrizaje, uno de los periodistas que los acompañaba se percató que uno de los motores del aeroplano estaba incendiándose.

El reportero corrió a la cabina de pilotos para avisarles del suceso y se percató que éstos estaban bebiendo whisky con los cantantes. El avión aterrizó sin problemas; Lennon fue quien más se asustó y quien decidió escribir mensajes previos a su "muerte".

En julio de 1966, Los Beatles arrancaron una gira por Asia, un viaje que se volvió una pesadilla. A su llegada a Japón, los artistas se percataron que tenían más seguridad que nunca; lo que desconocían es que no los protegían de sus fans, sino de las amenazas de muerte lanzadas por un grupo estudiantil que se oponía a que los ingleses tocaran en el Budokan de Tokio, al considerarlo un sitio demasiado sagrado para un grupo de rock.

Posteriormente, esta gira la cerrarían en Manila, Filipinas. Ahí recibirían la invitación de la Primera Dama, Imelda Marcos, de acudir a su residencia para una recepción. Debido a los compromisos de trabajo y a la agenda agotadora, Los Beatles declinaron a dicha propuesta, algo que la señora Marcos tomó a mal y en minutos, lanzó una campaña de desprestigio en contra del grupo, al asegurar que se negaron a tocar en un evento organizado en su casa en favor de 200 niños de la calle.

Por si fuera poco, el grupo notó que su equipo de seguridad desapareció, había cosas extrañas en el hotel en donde se hospedaban y por si fuera poco, fueron violentados por un pequeño grupo, por lo que tuvieron que salir huyendo de aquel país, envueltos en deudas y escándalos.

En 1966, tras el lanzamiento de su álbum "Revolver", la periodista británica Maureen Cleave entrevistó a John Lennon en la comodidad de su hogar. En esta conversación, el compositor le dijo que en esos instantes le interesaba mucho la religión y dijo que en ese momento, Los Beatles eran más famosos que Jesucristo y que desconocía que desaparecería antes, si el rock o el cristianismo.

Cleave publicó días después la entrevista y las palabras de Lennon no causaron mayor alboroto en Inglaterra. Meses más tarde y justo un par de días antes de que Los Beatles regresaran a Estados Unidos por cuarta ocasión, una revista juvenil retomó aquella entrevista, lo cual causó la furia de diversos grupos religiosos, sobre todo del Ku Klux Klan, quienes organizaron quemas masivas de discos y demás objetos del grupo, lanzaron amenazas de muerte y boicots en la radio.

El 29 de agosto de 1966, fue la última vez que Los Beatles dieron un concierto público. Se presentaron en Chicago, en el Candlestick Park, pues los integrantes del grupo estaban hartos de los riesgos que corrían cada vez que se presentaban en vivo.

Aquella presentación no se grabó de forma oficial, aunque extraoficialmente existe un video realizado en ese entonces por un chico de 15 años llamado Barry Hood, quien grabó todo lo ocurrido aquel día, desde el montaje del escenario hasta la última canción interpretada por el grupo, material que dejó entrever la falta de profesionalismo de quienes organizaban dichas giras.

fuente:
http://www.elintransigente.com/notas/2013/3/11/historia-nunca-antes-revelada-los-beatles-173898.asp