02 abril, 2013

Rincones Beatle para sorprender

¿Qué tienen en común La India, Gibraltar o Buenos Aires? Todos estos lugares fueron escenario de capítulos clave en la historia de la Beatlemanía.



En 1965 Los Beatles estaban inmersos en el rodaje de la cinta “Help!”, que incluía una escena amenizada por músicos indios. George Harrisoncogió en sus manos uno de estos instrumentos y, atraído por su sonido, se compró un sitar.

De esta forma tan rocambolesca se coló la India en la carrera de The Beatles, que pronto introdujeron los recién descubiertos sonidos orientales en temas tan conocidos como “Norwegian Wood”
El gran maestro de la música india Ravi Shankar introdujo a Harrison en el aprendizaje del complejo sitar, pero también en la meditación trascendental. Un viaje espiritual que arrastró a todo el grupo a la India en 1968 para seguir las enseñanzas del Maharishi Mahesh Yogi sobre meditación.
En la ciudad de Rishikesh, a los pies del Himalaya, el cuarteto deLiverpool compuso la mayor parte de las canciones que formarían el “White Album” y el espiritual George Harrison quedaría marcado para siempre. La India nunca se marchó de él y por eso, tras su muerte en 2001, sus cenizas fueron esparcidas en las aguas del Ganges.




En esta canción, de apenas tres minutos, se condensa una parte importante de la historia de amor entre Yoko Ono y John Lennon. Culpada durante años de ser la causante de la separación de Los Beatles, la artista japonesa fue exculpada recientemente por el propio Paul McCarntney de la disolución de la banda. Sin embargo, su relación con Lennon marcaría para siempre un hito en la historia de la música, al impulsar su carrera como compositor en solitario, que dio lugar a temas tan universales como “Imagine”.
Historia musical aparte, la relación de John y Yoko nos traslada hasta la Península Ibérica, a Gibraltar, donde contrajeron matrimonio en marzo de 1969. Concluido el trámite, iniciaron una larga luna de miel con el objetivo de reivindicar la paz mundial desde la cama. Televisiones de todo el mundo recogieron las peticiones de la pareja desde la cama del Hotel Hilton de Ámsterdam, donde permanecieron encerrados durante días para dar fuerza a su mensaje.
La boda en Gibraltar no sería el único acontecimiento que protagonizaría la pareja en España. En 1971, Lennon y Yoko se trasladaron a Mallorcapara localizar a la hija de la artista fruto de su matrimonio con Anthony Cox, que, por aquel entonces, era cónsul americano en las islas. El incidente acabó con Lennon en comisaría para dar explicaciones sobre el supuesto rapto de la niña, de nombre Kyoko Cox.



Buenos Aires tiene el honor de albergar el primer y único museo dedicado a Los Beatles de toda América Latina. Unas 2.000 piezas forman parte de sus fondos, cedidos por el coleccionista argentino Rodolfo Vázquez quien posee una colección con más de 8.500 recuerdos de la mítica banda de Liverpool.
Vázquez, de 53 años, contó a Efe que su pasión por Los Beatles nació cuando tenía diez años y cayó en sus manos “Rubber soul”, el sexto álbum de estudio de la banda. Fue el primer ítem de una colección reconocida en 2001 por el libro Guiness de los récords como la mayor del mundo. Su afán coleccionista ha permitido que, a más de 11.000 kilómetros de Liverpool, se pueda recorrer un pedacito de la historia de los ”Fab Four”.


fuente: