21 junio, 2013

"Es muy difícil estar a la altura de The Beatles"

El hijo de Paul habló por primera vez sobre aspectos de su vida privada




"Entiendo que la gente esté interesada en quién soy. Pero para mí todo se trata de música", expresó durante una entrevista concedida al Daily Mail, en la que también se refirió a la pérdida de su madre, las drogas y su mala relación con Heather Mills.
James recorre Estados Unidos con un muy bajo presupuesto. Foto: Archivo El País.


A sus 35 años ya asumió que el público inevitablemente lo compara con su histórico padre. "Es muy difícil estar a la altura de The Beatles", admite. "Incluso a papá le resultaba difícil cuando Wings empezó a girar. Por eso yo decidí lanzarme con un nombre artístico porque quería hacerlo con tranquilidad. Tuve que dedicarle tiempo a mi formación como músico y esperé a mostrar algo recién cuando conseguí un buen cuerpo de canciones. Realmente no quiero quedarme quieto. Quiero ganarme la vida". 

Actualmente, recordando a la maratón que realizaron The Beatles en el inicio de su carrera en clubes nocturnos de Hamburgo, James está terminando una gira de 47 fechas por Estados Unidos. Viaja en una minivan blanca con un séquito pequeño (su mánager, su tour mánager y un guardaespaldas), y se aloja en hoteles baratos.

El objetivo es presentar su primer álbum solista, titulado Me. "Esto se trata de música y de darle autenticidad. No necesito un gran séquito, y es más barato conducir que volar en avión. Tampoco necesito hoteles cinco estrellas. Tiene sentido hacerlo de esta manera. Quiero ganarme el respeto de la gente", expresa.

Al crecer, James se sintió presionado por el legado de The Beatles, al punto de considerar dedicarse a otra cosa. Por eso fabricó muebles. "Yo no quiero ser un cliché, el hijo del beatle que se convirtió en un músico", repite.

"En la escuela me trataban normalmente. Pero se notaba el impacto de mi padre famoso cuando salíamos y también cuando alguien nos venía a visitar a casa. Porque caían George, Ringo, Paul Simon, Carl Perkins. Y para mí eran sólo los amigos de mis padres pero sabía que era algo peculiar", continúa.

Escribió su primera canción cuando tenía 17 años, poco antes de que a su madre le diagnosticaran cáncer. Linda murió cuando él había cumplido 20 y esa crisis lo derivó a un período oscuro, cuando estaba dedicado a estudiar arte, fotografía e inglés en la universidad.

La muerte de su madre lo condujo a su adicción a las drogas y el alcohol, y lo acercó a Paul para mitigar su dolor. Incluso confirmó que esa primera noche, cuando Linda partió, en Arizona, el exbeatle estaba tan triste que se quedó a dormir junto a él.

James confesó que su relación con Heather Mills no era muy buena: "No me gustaba ella. Pero tampoco puedo decir nada negativo, porque es buena madre para Beatrice y eso es lo más importante. Beatrice es adorable. Ella es genial, un verdadero placer para toda la familia".


Su cara se ilumina cuando habla de la nueva esposa de su padre, Nancy, quien se ofreció a ayudarlo a decorar la casa que acaba de comprar en el norte de Londres.

 "Nancy es mi nueva madre. Siento eso. Ella es muy genuina. 

La conocí un año antes de que se casara con mi padre y ella ha sido una de las mayores partidarias de mi carrera solista, siempre me recomendó que persiga mis sueños.

 Ella quiere que yo tenga mi propia carrera y hace a mi papá muy, muy feliz", revela, diciendo que pretende recuperar el tiempo perdido con su familia. "

Ahora quiero sumergirme en ellos después de un lapso apartado. Solo quiero ser la mejor persona posible".

El heredero también recordó lo mal que la pasó cuando Paul se sometió en 2007 a una cirugía cardíaca (una angioplastia).

"Ese episodio me hizo darme cuenta lo importante que es para mí. Estaba sufriendo a su manera (por su divorcio de alto perfil con Mills) y estaba bajo estrés. 

Si lo veo en retrospectiva desearía haberle dado más apoyo".


Paul le dio su aprobación como solista participando en una pista llamada Thinking about rock and roll, que está en el álbum. Y también sorprendió a todos al subirse al escenario con él en el arranque de la gira junto a Ronnie Wood. "Realmente no sabía que haría eso. ¿No es genial?".

Detalles de un heredero que busca su camino

-Después de años de excesos, James McCartney está sobrio y hace meditación dos veces al día. Además, tiene su entrenador personal, se ejercita y al igual que el resto de su familia es vegetariano estricto.

-Cuando murió su madre entró en crisis y se refugió en las drogas. Finalmente se sometió a rehabilitación en Arizona. "Yo creo que no necesitaba consumir, así que a la semana me fui y dejé la internación muy rápido", explica.

-Al ofrecer la entrevista (la primera en profundidad) se mostró simpático y honesto y expresó que deseaba que Paul no se ofendiera por revelar algunos detalles de su vida privada. "Me muestro como soy".

-James toca la guitarra desde que es un niño, pero decidió estar en el negocio de la música hace poco. Para él "no es difícil adivinar por qué tardé tanto tiempo en agarrar coraje" y define este camino como "emocionante".

-Su acento inglés suena suavemente modulado y condimentado con expresiones americanas que tienen que ver con su madre estadounidense y con la influencia de la tercera esposa de su padre, la neoyorkina Shevell.


fuente:
 http://www.elpais.com.uy/divertite/musica/dificil-estar-altura-the-beatles-james-mccartney-entrevista.html