20 diciembre, 2014

George Harrison y la historia de su "guitarra secuestrada"



George Harrison y la historia de su "guitarra secuestrada"


LA GUITARRA QUE LLORABA GENTILMENTE
“Lucy” había sido propiedad de músicos como John Sebastian (de The Lovin’ Spoonful), Rick Derringer y Dan Armstrong antes de llegar a las manos de George Harrison.
Fue Eric Clapton, quien no la usaba con mucha frecuencia, el que se la entregó a manera de presente en 1968.
Harrison la bautizó como Lucy pensando en la actriz Lucille Ball (y seguramente también en la célebre Lucille de B.B King).
Una de las primeras grandes apariciones de esta guitarra se daría en las sesiones de grabación del‘Álbum Blanco’, donde se hizo inmortal en el solo de “White My Guitar Gently Weeps”.
SECUESTRARON A LUCY
Sería en el año 1973 que Lucy se vería envuelta en un caso con ribetes policiales. Unos ladrones ingresaron a la casa de Harrison en Beverly Hills y se llevaron, entre otras cosas, su preciada guitarra.
El valioso instrumento (se estima que en esa época podía costar no menos de 50 mil dólares) terminó en una tienda de Los Ángeles, donde despertó el interés de un músico mexicano llamado Miguel Ochoa. El guitarrista, integrante de la banda La Fachada De Piedra, la compró por poco más de 650 dólares y, un buen día, se enteraría de que el propietario era George Harrison y que este andaba desesperado por recuperarla.
Según contó el ex Beatle, fueron muchas las negociaciones que tuvo con Miguel Ochoa para tener a Lucy de vuelta: “Lucy fue secuestrada y llevada a Guadalajara. Yo tuve que comprarle una Les Paul a este muchacho mexicano para que me la devolviera”, relató Harrison sobre el incidente.
George Harrison mantuvo a su querida guitarra hasta el día de su muerte, el 29 de noviembre del 2001. ¿Dónde está Lucy actualmente? Se estima que es su viuda, Olivia, quien cuida de ella. 


fuente:
MELVYN ARCE RUIZ
Redacción Online