11 mayo, 2012

Cautiva Paul McCartney a 70.000 fanáticos en Ciudad de México






MEXICO, 9 may (Xinhua) -- El músico británico Paul McCartney llevó casi al delirio a unos 70.000 fanáticos que se congregaron pese a periodos intermitentes de lluvia y tarifas hasta de 1.100 dólares en el Estadio Azteca de la capital mexicana, en el primero de dos conciertos capitalinos del ex beatle como parte de su gira "On the Run".

El legendario músico ofreció la noche del martes un concierto memorable en el que interpretó más de 30 canciones acompañado de su banda integrada por los guitarristas Rusty Anderson y Bran Ray, el tecladista Paul Wix Wickens y el baterista Abe Laboriel Jr.

El Estadio Azteca, en el sur de la capital mexicana, fue el marco en el que el ex integrante de la banda más famosa de todos los tiempos "The Beatles" hizo vibrar a los "chilangos" como dijo McCartney al repetir el término coloquial con el que se conoce a los habitantes de la Ciudad de México.

Con los primeros acordes de "Magical Mistery Tour" y tras un "buenas noches México... hola chilangos", McCartney inició la velada, colmada de videos, luces y fuegos pirotécnicos.

Pero la mejor parte fue sin duda la música, que hizo vibrar a los miles de fanáticos que se congregaron en el inmueble. Los precios de los boletos oscilaron entre los 25 y 1.100 dólares.

Bajo una lluvia intermitente, que nunca amilanó a los fanáticos, McCartney repitió frases en su escaso español y presentó lo mejor de su repertorio como ex integrante de The Beatles, de Wings y solista.

Se paseó por temas clásicos de su época en The Beatles como "Paperback Writer", "Hey Jude" y "Yesterday" y también de sus etapas posteriores: "Hope of deliverance", "Band on the run" y su reciente éxito "My Valentine", dedicada a su esposa Nancy, acompañado de un video con los actores Natalie Portman y Johnny Depp.

Más tarde interpretó "Maybe I'm Amazed" para recordar a su fallecida esposa Linda.

McCartney también rindió homenaje a su "amigo" John Lennon y a su "hermanito", George Harrison, con sendas canciones.

En "Something", las cinco pantallas dispuestas junto al escenario presentaron la imagen de Harrison mientras la multitud prendía y apagaba sus encendedores, en uno de los momentos más impactantes de la noche.

Cada melodía fue seguida por un enorme coro. Con "Live and Let die", se escucharon los estruendos de los fuegos pirotécnicos que encendieron aún más el ánimo del público.

Repitió el viejo chiste sobre sus estudios de español cuando fue niño. McCartney dijo, como lo hace cada vez que visita México, la frase: "Tres conejos en un árbol, tocando un tambor, que sí, que no, que sí lo he visto yo", lo que desató las risas del público.

Dos intentos de dejar el escenario resultaron vanos y McCartney regresó para interpretar "Lady Madonna", Day Tripper", "Get Back", "Yesterday", "Helter Skelter", "Carry that weight", y culminar el concierto con "The End".

McCartney ofrecerá mañana jueves 10 de mayo (Día de las Madres en México) un concierto gratuito en el Zócalo de la capital mexicana, al que se prevé la asistencia de unas 150.000 personas.

fuente:
http://spanish.peopledaily.com.cn/92122/7812890.html