12 junio, 2013

Ringo Starr presenta exhibición "Peace & Love"

Jun, 12, 2013

Hoy abre la primera exhibición dedicada al legendario exintegrante de The Beatles en el Grammy Museum. 


Baterista, baterista y ante todo baterista.

No importa las etiquetas que le pongan. Ringo Starr se autodefine como baterista.

"Aprendí que realmente amo la batería: es todo lo que quería tocar desde que tenía 13 años. El otro día alguien me preguntó qué era lo que más me gustaba hacer y siempre ha sido tocar la batería, eso es lo que hago", dijo Starr a la prensa reunida ayer en el Grammy Museum.

El popular exintegrante de The Beatles abrió con gran alegría la primera exhibición enfocada en él, titulada Ringo: Peace & Love.

En esta comparte su vida antes, durante y después de haber sido parte del icónico grupo británico con objetos como las baterías que utilizó para tocar los discos Let It Be, Abbey Road y The White Album. así como la que usó en The Ed Sullivan Show, cuya aparición en 1964 convirtió al grupo en toda una sensación en Estados Unidos.

También en exhibición están el traje de sargento Pepper, la capa que utilizó en la película Help! y la chaqueta roja que usó en la grabación de un concierto del grupo sobre un techo, así como cartas personales, fotografías y documentos de su familia.

"Nuestra misión es asegurarnos que el mejor tipo de música del pasado reaparezca en el presente para las generaciones jóvenes, para que vean por qué esa música era tan espectacular y para que compartan esa experiencia con sus padres y abuelos, que eso es justamente lo que va a pasar en los próximos días", dijo Bob Santelli, director ejecutivo del museo.

El vocero agregó que por eso se esforzaron para que esta exhibición fuera familiar e interactiva, al tener una área para mezclar música y otra para cantar. "Ringo es el baterista más importante en la historia del rock'n' roll. Sin él, mucho de los bateristas actuales no estarían tocando hoy", aseguró Santelli al presentar a la estrella del evento.

El ganador de siete premios Grammy, por su parte, agradeció a los que hicieron posible la primera exhibición de este tipo dedicada a un baterista.

"El año pasado decidí archivar todas mis cosas y de la nada surgió una junta en la que se mencionó: 'tengamos a Ringo Starr en el Grammy Museum' . Y en verdad tuvimos que trabajar mucho más después de que dijimos eso", dijo con su acento inglés y el gran carisma que lo ha caracterizado.

"Lo más increíble es que me encontré tantas cosas que ni sabía que tenía. Tuve dos asistentes que me ayudaron a poner cosas en cajas, en muchos lugares del planeta. Mi mamá murió en el 96 y tenía unas cajas que no abrí hasta el año pasado y ella tenía cartas de Rory Storm que me decía qué íbamos a tocar la noche del jueves, porque en ese tiempo no teníamos teléfono, así que nos escribíamos notas", dijo recordando sus inicios, cuando formaba parte del grupo Rory Storm and the Hurricanes.

El originario de Liverpool, cuyo nombre verdadero es Richard Starkey, también habló de las dificultades que vivió, pero sin dejar el humor de lado.

"Tenía un set de batería pero no tenía un carro. Era muy difícil en ese tiempo y le rogué al baterista del grupo para que me llevara. Y cuando por fin me llamaron [a tocar], me llevé todo el set y uno de los que estaban ahí le puso el pie encima como si fuera una motocicleta. Así que le tuve que decir 'con permiso'", dijo provocando las carcajadas. Starr aseguró que Ringo: Peace & Love está en "el lugar perfecto".

"Estoy realmente muy orgulloso de la música que creamos. Tardamos un tiempo para que nos tomaran en serio pero hasta hoy en día se toca nuestra música y eso es lo que lo hace maravilloso", dijo sobre el legado de The Beatles.

"Ni siquiera nos sentamos y dijimos: 'vamos a ser famosos'. Lo que queríamos era ser músicos. Y como todos saben, a menos de que sean de otro planeta, The Beatles se hicieron muy famosos, pero la música es lo más importante", dijo orgulloso.
Ringo Starr se autodefine como baterista.
El también cantante y fanático de Elvis Presley enfatizó que "digan lo que digan, no tocamos con Elvis" cuando lo conoció con su grupo, y compartió que a los 18 años trató de obtener una visa para venir a trabajar a Houston. Asimismo, espera que Let It Be salga en DVD próximamente, antes de que se cumpla medio siglo de la llegada de The Beatles a este país.

fuente:
http://www.laopinion.com/article/20130612/ENTRETENIMIENTO01/130619785/1073/ENTRETENIMIENTO03